Ayuda al PRI: no votes

15 de mayo de 2015. Un politólogo está explicando en Youtube por qué no votar, anular tu voto o votar en blanco sólo beneficia a los partidos grandes. Roberto Duque subió a las redes un video para explicarnos qué hará el Instituto Nacional Electoral, la noche del 7 de junio, cuando se cierren las casillas y comiencen los conteos.

El especialista invita a suponer que los resultados darán estos porcentajes: 38% votos anulados a propósito, 2% votos anulados por error, 3% votos para candidatos independientes y 7% para partidos sin registro, lo cual suma un idílico 50%.

Acto seguido, el politólogo imagina que los partidos con registro obtienen estas calificaciones: PRI 19%, PAN 12.5%, PRD 9%, PVEM 5%, Morena 4.5 %, y los demás (MC, PT, Panal, Humanista y Encuentro) perderán el registro, al quedar por debajo del 3% a escala nacional).

¿Entonces para qué servirán los votos anulados de quienes apoyen las jaculatorias de los poetas besucones a favor del no voto? ¿A quién fustigarán con el látigo de su desprecio y orillarán al suicidio? ¿A los buitres del sistema? De ninguna manera. Duque lo expone así:

Una vez desechados los votos inútiles (que en este esquema ocupan la mitad del pastel), “parecería que a los partidos grandes les queda un pastel más chico, pero no es así. El IFE, como lo conocíamos antes, ahora INE, deberá sacar un nuevo cien por ciento a partir de los votos por esos partidos…

“En nuestro ejemplo, el partido que tenía 19% de la votación total sube automáticamente al doble. El que sacó 12.5% lo mismo, duplicará su fuerza electoral, y así sucesivamente. ¿Por qué? Porque la legilaslación distingue entre la votación total emitida y la votación nacional. ¿Qué tiene la nacional que no tenga la otra? No tengo la menor idea?”

¿Con que no? Pues Desfiladero descubrió lo siguiente: la votación total, como su apellido lo indica, es toda la que se deposita en las urnas, mientras la nacional es aquella que se califica como válida, luego de eliminar los votos que no sirven. Aclarado esto, sigamos con Duque.

“Con base en la votación nacional los partidos recibirán los siguientes tres beneficios. Uno: diputados plurinominales. Recordemos que de los 500 diputados federales 200 se entregan a los partidos a través de los listados de candidatos plurinominales. Dos: dinero público para los siguientes tres años. Tres: espacios en radio y televisión. En ninguno de estos tres casos, el voto nulo reduce el tamaño de las rebanadas del pastel, al contrario, las hace más grandes”.

Para ilustrar mejor su ejemplo, el politólogo multiplica por dos los resultados hipotéticamente obtenidos por los partidos grandes. Así, el PRI sube de 19 a 38%, el PAN de 12.5 a 25%, el PRD de 9 a 18%, el Verde del 5 al 10% y Morena de 4.5 a 9%. Esto se reflejará en reparto de plurinominales, dinero y espacio en los medios.

El sistema electoral, en otras palabras, está blindado contra los anulistas. Votes o no votes, los partidos con mayores recursos, arraigo y simpatizantes prevalecerán en la cancha del Poder Legislativo. Pero quienes tenemos claro que las cosas en México no pueden seguir como van, también sabemos que estas elecciones poco o nada ayudarán a frenar la devastación peñista.

No obstante, hay matices. Dos reformas les quedaron pendientes a los diputados que terminan su trienio: la privatización del agua y la creación de una asamblea constituyente para la ciudad de México. Con los resultados imaginarios (aunque no antojadizos) del politólogo, de los 300 diputados de mayoría que habrá en San Lázaro a partir de septiembre, el PRI tendrá 114, el PAN 75, el PRD 54, el Verde 30 y Morena 27.

Entre éstos, de acuerdo con las reglas de la proporcionalidad, se distribuirán los 200 plurinominales. ¿Cómo? A razón de 40 por cada una de las cinco circunscripciones en que está dividido el mapa electoral del país. ¿En qué consiste esa división?

La primera circunscripción, con cabecera en Guadalajara, comprende los estados de Jalisco, las dos Baja Californias, Sonora, Chihuahua, Durango, Sinaloa y Nayarit. Ojo a este dato. En Jalisco, Movimiento Ciudadano puede derrotar al PRI en Guadalajara y sus alrededores. En las demás entidades se mantendrán el binomio PRI-PAN. Digamos que esos dos partidos se quedarán con la mayoría de los 40 pluris, pero MC puede darles problemas.

La segunda circunscripción, tiene cabecera en Monterrey y comprende los estados del gas shale y del fracking: Nuevo León, Coahuila, Tamaulipas, San Luis Potosí, así como el mocho Guanajuato y el pobre Zacatecas.

La tercera, con capital en Xalapa, se extiende por la franja petrolera de Veracruz, Tabasco y Campeche, así como por los estados con mayor población indígena, Oaxaca, Chiapas, Yucatán y Quintana Roo. La cuarta, con capital en el DF, ocupa la ciudad de México, Puebla, Morelos, Guerrero y Tlaxcala. Y la quinta, con capital en Toluca, abarca el Edomex, Michoacán, Colima e Hidalgo.

Es de esperarse que a pesar de la alianza PRI-PAN-PRD-Verde-INE, sea en la tercera y cuarta circunscripciones donde Morena obtendrá, gracias al DF, Tabasco, Campeche, Veracruz, Oaxaca y Guerrero, el mayor número de plurinominales. ¿Y qué carajos me importa?, se dirá el exasperado lector si acaso llegó hasta aquí.

Primero: no votar no sirve para nada, excepto para ayudar a los partidos grandes, incluso al fraudulento Verde que debe perder su registro, y al jovencísimo pero pujante Morena. Segundo: como el anulismo será, desde luego, muy inferior al 50 por ciento imaginado por el politólogo, las rebanadas del pastel para los partidos no serán el doble de grandes, sino bastante menos expandidas.

En la elección intermedia de 2009, los votos anulados y los votos para candidatos sin registro, o sea, los votos echados a la basura, fueron un millón 900 mil, cifra equivalente a 5.6%. El pastel de los votos válidos se achicó muy poquito, pero los partidos aumentaron su votación real así: 2% el PAN, 2.7% el PRI, 0.9% el PRD, 0.9% el PT, 0.5% el Verde, 0.1% Movimiento Ciudadano y 0.3 Nueva Alianza.

¿A quién castigaste anulando tu voto? A ti. ¿A quién beneficiaste? Al PRIAN, a los Chuchos, a Dandy Delgado, a Beto Canalla, al Niño Verde, a Elba Estiércol. Éstas son algunas ideas que bien vale la pena debatir durante los días venideros.

Sobre Polemón y la censura

La @revistapolemón nació a principios de marzo y, tras su aparición en público, ocupó el lugar 4 millones 400 mil, en todo el mundo, por número de visitas. A finales de abril ya estaba en el sitio 2 millones 48 mil. La semana pasada había ascendido al sitio un millón 999 mil. De acuerdo con nuestro web manager, el miércoles por la noche, sufrió “un ataque sin precedentes”, según la empresa que hospeda nuestro sitio.

Polemón Censura

En tan corto plazo Polemón difundió urbi et orbe la tragedia de las fosas de Iguala, pulverizó la “verdad histórica” de Murillo Karam, puso en serio predicamento las falacias de la Operación Jalisco, dio a conocer que la Policía Federal tiene una “división de actividades encubiertas e infiltración” para desaparecer disidentes y sembrar “anarquistas” en las marchas del DF.

La debilidad, y la furia histérica de Peña Nieto, es tan notoria, que Polemón dejó de existir. Pero volverá, no lo duden, y muy pronto. Cada vez que nos tiren nos volveremos a poner de pie. Mientras tanto, busquen el espejo de Polemón en Facebook y apoyen esta cuenta de tuiter, donde estoy, como siempre, a sus órdenes: @Desfiladero132

Ideas zombies

17 de marzo 2015.- Vivimos sometidos por ideas zombies, le escuché decir, no hace tanto, a la doctora Alicia Puyana, integrante de la Academia de Economía de Colombia. Son ideas, dijo, que en todas las formas y maneras posibles han demostrado que no ayudan a combatir la pobreza, no aumentan la competitividad, no reducen la desigualdad social, no disminuyen la violencia, no detonan el desarrollo, no sirven para nada, en dos palabras, están muertas.

Sin embargo, como los gobiernos las aplican, los bancos las exigen, los periódicos las exaltan y los teóricos las defienden, resulta que entonces, además de muertas, están vivas. Para decirlo pronto, son ideas zombies.

Ante la furia que embarga al círculo rojo de la sociedad mexicana por el despido de Carmen Aristegui –y por círculo rojo me refiero al núcleo pensante y crítico de la población, que hoy se moviliza como puede ante el nuevo atropello de su estúpida Alteza Copetonsísima— recordé las creativas palabras de la doctora Puyana.

¿Será que también nosotros nos mantenemos fieles a nuestras propias ideas zombies?

Pensemos en quienes, con toda la pasión que extraen de sus convicciones, están llamando a no votar el próximo 7 de junio. Sus argumentos son irreprochables: no hay democracia, las autoridades electorales ofenden con su indecencia a las prostitutas, los candidatos son menos fotogénicos que sus propios excrementos, los partidos a la hora de la hora siempre se venden.

No puedo estar menos de acuerdo. Quienes no quieren votar tienen toda la razón del mundo. La pregunta es otra: ¿no votar sirvió de algo en 2006? ¿Ayudaron los que, haciéndose eco del subcomandante Marcos, no votaron porque López Obrador era “un peligro para la izquierda”?

Es claro que esta columna no es leída por los panistas, ni siquiera por los de clóset, como el diputado Fernando Belaunzarán, amigo íntimo de Antonio Solá, adaptador del eslogan de Marcos al siempre recordado “AMLO es un peligro para México”. Esta columna habla para quienes están luchando, como usted y como yo, por dejar de vivir con un dedo en el culo. El dedo de Televisa y Peña Nieto.

Cartón de la página Toluca Noticias

Cartón de la página Toluca Noticias

Puede que también seamos idólatras de ideas zombies quienes llamamos a votar sabiendo la clase de basura orgánica que es el presidente del INE, o los señores y la señora del Tribunal Electoral, o las casas encuestadoras como Mentirofsky, y peor aun, anticipando las traiciones que al llegar al Poder Legislativo cometerán inevitablemente algunos diputados que como candidatos parecían magníficos.

Todos y todas y todes y todxs tenemos razón, tanto quienes llaman a no votar como quienes votaremos. ¿Qué necesitamos para que nuestras ideas dejen de estar muertas y vivas al mismo tiempo? Me cuentan que en las zonas rurales de Guerrero, donde policías, soldados y narcos pertenecen al mismo sindicato del crimen, hay rebeldes que se desvivirán por impedir las elecciones.

¿Y si no hay elecciones quién impondrá al gobernador de Guerrero? Según la ley, que también es zombi, el gobernador de Guerrero será designado por el partido o coalición que tenga la mayoría en San Lázaro. Si no votamos, el dedazo correrá por cuenta del PRIAN Verde Perredista. Y si votamos a la mejor también. Y nada cambiará, o más bien, todo seguirá empeorando para quienes no vivimos en Guerrero.

¿Y en Guerrero? Todos los pronósticos auguran que, una vez calificada la elección federal del 7 de junio, Peña Nieto hará lo que más le gusta, después de disfrazarse de rey de baraja para ofrecer a sus hijas e hijastras en las cortes de Europa, con la esperanza de que alguna de ellas ligue un duque, un conde o un marqués de perdida.

¿Qué hará Peña Nieto en Guerrero? Desatará la represión más espantosa y aterradora que pueda. ¿Y qué harán los rebeldes que ya lo saben y la esperan con los dientes bien apretados? Nombrar a sus propias autoridades, crear sus propios municipios, vivir como los pueblos autónomos de Chiapas, o como según Luciano de Samosata vivía en el mundo de los muertos el gran Platón: “En su propia isla, gobernado por sus propias leyes?”

¿Es posible reproducir el modelo de colectividad zapatista en Guerrero? Soy la voz menos autorizada para opinar sobre el tema. Este dilema tendrán que decidirlo, en su momento, los guerrerenses. Por ahora la moneda está en el aire y la campaña de Pablo Amílcar Sandoval no escatima esfuerzos para entablar acuerdos con los rebeldes a fin de ganar el 7 de junio y establecer un gobierno cuya agenda social sea dictada por los movimientos populares.

Michoacán es carambola cantada: el PRI le dará la gubernatura al más arrastrado de sus gusanos, el diputado con cara de niño, Silvano Aureoles Conejo. Si yo viviera en esa tierra ensangrentada por Calderón y Peña en beneficio de la minería y los proyectos turísticos de los Fox (y de los Cárdenas), me abstendría en el plano estatal, sin dejar de participar en el federal, en donde las cosas están bien claras: o se vota por Morena o por nadie, porque los demás partidos son el mismo.

Insisto. ¿Cómo podemos desprendernos de nuestras ideas zombies? Quizá, no lo sé, utilizando el olfato político. ¿Tienen un minuto para hablar acerca del Partido Verde? Bueno, por si no lo sabían, el Partido Verde Ecologista de México está violando todas las reglas de equidad, que supuestamente deberían garantizar el INE y sus nalgas prontas, y las está violando con el apoyo absoluto del aparato de Estado.

alianza-pri-verde1

Se dice en todos los comederos políticos: el desplome del PRI será brutal. Peña está aterrorizado: tiene pánico de no conservar la mayoría en la Cámara de Diputados, y por eso va a hacer diputados a todos los candidatos verdes que pueda. Y lo más importante: Peña no quiere que la gente vote el 7 de junio. Mientras más gente vote ese día, más votos tendrá Morena, y en consecuencia, Morena tendrá más diputados.

Alcanza ya tales dimensiones la paranoia, que los periódicos de la derecha empiezan a llamar a Morena “el capítulo México de la revolución bolivariana”. ¿No es en verdad sospechoso que hayan organizado un México-Brasil para el mismísimo 7 de junio? No quieren que votemos. Al rato dirán que ese día habrá violencia, que mejor no salgas de tu casa. No sé, tú y yo, piénsalo. O Morena o nadie.

A partir de mañana, esta gustada y disgustada columna aparecerá en un nuevo espacio del que hablaré con insistencia a lo largo de todo el día. Mientras tanto, síganme en @Desfiladero132 por si ocupan…

Foto de ilustración: Caliopedreams/Flickr

Agua para romper las pelotas

14 de marzo 2015.- Alguno de los opinócratas ligados a la casa embrujada de Los Pinos, publicó el jueves que ante el rechazo provocado por la Ley General de Aguas, el gobierno decidió dejar su aprobación “para después de las elecciones”. Esto significa que a partir del primero de septiembre el agua será privatizada sí o sí… en los cálculos del régimen.

La banda que administra la demolición de las ruinas en que convirtió a México, tiene una deuda de gratitud con quienes, como Javier Sicilia, insisten en que nadie vote el 7 de junio. Para complacer a esa gente, lo anunciaron ayer, el mero día de los comicios habrá un partidazo de futbol: Televisa contra Tv Globo (o Brasil contra México).

Aliviados de los sustos de la semana pasada, los “consejeros ciudadanos” que dirige con imborrable sonrisa el señor de la basura orgánica, Lorenzo Córdova Vianello, han vuelto a conciliar el sueño gracias al repudio que atrajo la atención del público antes y después de la imposición de Eduardo Medina Mora como juez de la Tremenda Corte, pero también gracias también al despido de Carmen Aristegui por órdenes de Peña Nieto.

Peña Nieto y Javier Sicilia. Foto: Internet

Peña Nieto y Javier Sicilia. Foto: Internet

Las nubes negras que las ocultaron momentáneamente, de ninguna manera reducen ni disminuyen la complicidad de las “autoridades” electorales, en la estrategia golpista patrocinada por el gobierno y –valga la redundancia– Televisa, para posicionar al Partido Verde como una arrolladora fuerza emergente que le quitará votos a Morena y le dará diputados incondicionales al PRI, para garantizar la privatización del agua.

Entendámonos: el presidente puede sacar del aire a Carmen Aristegui, pero nada ni nadie sacará del aire los anuncios ilegales del Partido Verde en todas partes, ni mucho menos suspenderá el reparto de vales canjeables por medicinas que el tucán maldito sigue y seguirá llevando a cabo hasta el día de la votación.

Al PRI le falta una sola reforma “estructural” para culminar el desmantelamiento de México, y ésa es precisamente la que legalizará la privatización del agua, en función de las actividades extractivas tanto de petróleo y gas shale, como de oro y plata en las minas a cielo abierto.

Un pozo excavado en una zona como el desierto de Coahuila, donde a mil o dos mil metros de profundidad hay rocas en forma de pelotas de ping pong rellenas de gas natural, necesita entre cinco y veinte millones de litros de agua, unidos a una mezcla de productos químicos, arena y explosivos, para ocasionar una detonación subterránea que rompa esas pelotas y libere el gas que contienen.

Cada gobierno que llega parece que trae su propia caja de sorpresas. No es así. En los círculos donde viven los dueños del mundo, hace ya varias décadas se viene preparando la explotación del gas shale en México. Así lo prueba el megaproyecto hídrico llamado Monterrey VI, que fue planificado por Vicente Fox, avanzó durante la carnicería de Felipe Calderón y ahora está en manos de los contratistas de Higa.

Proyecto Monterrey VI, en el río Pánuco. Foto: elhorizonte.mx

Proyecto Monterrey VI, en el río Pánuco. Foto: elhorizonte.mx

Monterrey VI pretende desviar el curso del río Pánuco, en la Huasteca de Tamaulipas, y reconducir el agua, desafiando la ley de la gravedad, en una trayectoria ascendente, para que se derrame a menos de mil metros sobre el nivel del mar, en el valle que corona el Cerro de la Silla.

Obra disparatada y ambiciosa como pocas se han visto… en el papel…. Monterrey VI fue concebida, según Fox y sucesores, como una respuesta a la sed africana que amenaza a la capital de Nuevo León, construida que fue sobre un vergel que, a lo largo del siglo XX, desecaron los fabricantes de cerveza.

Con sus más de cuatro millones de habitantes, Monterrey desde luego necesita cubrir su creciente demanda de agua potable. Sin embargo, el objetivo verdadero del megalómano proyecto no es ése. En realidad, una vez que el agua sea utilizada por la regia mancha urbana, continuará su viaje, ahora en trayectoria descendente, hacia Coahuila.

Como en Coahuila no hay agua –y falta sobre todo en la región colindante con Texas, donde se supone que se encuentran los yacimientos más grandes de gas shale–, el proyecto Monterrey VI, pensado, insisto, en el sexenio de Fox, surtirá todos los millones de litros de h2o que requieran los pozos de fracking.

En consecuencia, la Ley General de Aguas establecerá dispositivos legales para criminalizar a los campesinos huastecos cuando les roben el río Pánuco, y sus cosechas se resignen a esperar las lluvias, y sus estómagos se desacostumbren a alimentarse con peces.

Para criminalizar de igual modo a quienes luchan desde hace años en Jalisco en contra de la presa El Zapotillo, también será aprobada la Ley General de Aguas. Y lo mismo ocurrirá con quienes se oponen a la presa de La Parota en Acapulco. Y a muchos atropellos ecocidas más.

Por la gracia de esa ley general irán presos, si tienen la fortuna de que no los desaparezcan, quienes traten de impedir que el agua destinada al ser humano sea vertida en tinas de lixiviación, y revuelta con toneladas de arsénico para generar cianuro, el veneno que separa las partículas de oro y plata de los fragmentos de rocas que antes de ser dinamitadas eran montañas.

Es la última reforma que le falta a Peña. Como se puede apreciar no es, sin embargo, enchílame otra. Es una reforma complementaria sin la cual, simplemente, no podría funcionar la reforma energética. El ejemplo de Monterrey VI y los yacimientos de gas shale en Coahuila así lo demuestra.

Sólo por lo que tiene ver con la inminente privatización del agua, las elecciones del 7 de junio son ya un plebiscito de interés universal. No votar, para después besar en señal de protesta, es votar de antemano a favor de la Ley General de Aguas. La protesta real, efectiva e irreductible que podemos emprender en forma inmediata, es la que exija y logre la descalificación del Partido Verde o la renuncia de los consejeros del INE. O ambas metas.

Acuerdo de la Conagua y el gobierno de Nuevo León. Foto: Internet

Acuerdo de la Conagua y el gobierno de Nuevo León. Foto: Internet

Nueva plataforma

A partir del próximo miércoles, 18 de marzo, el autor de esta página aparecerá en una nueva plataforma electrónica, dedicada al periodismo, la reflexión, la polémica, el humor, la poesía, la literatura, el arte. En el Desfiladero del martes 17 explicaré cómo se llega a ese sitio y, en un alarde de franqueza, revelaré su nombre.

En su nueva temporada, esta gustada y disgustada columna, que sale martes y jueves a las 8 pm y los sábados a las 9am, cuenta con un dispositivo que le permite viajar a la computadora o teléfono o tableta de quien desee recibirla gratuitamente. Para ello sólo tiene usted que localizar el rótulo “Sigue el Desfiladero por email”, anotar su dirección de correo electrónico y dar clic sobre la palabra seguir.

Para todo lo demás, estaré como siempre en Tuiter, en la cuenta @Desfiladero132, que aprovecha para dar la bienvenida a sus nuevos y numerosos seguidores.

Aristegui: la venganza de Peña

12 de marzo 2015.- Esta mañana, el escritor italiano y mexicano, Federico Mastrogiovanni, recibió un reconocimiento del Club de Periodistas por Ni vivos ni muertos. La desaparición forzada como estrategia de terror (para despoblar, agrego yo, las zonas donde hay gas shale, petróleo y minas de oro y plata). Dos semanas atrás, la obra lo hizo acreedor a uno de los premios anuales que otorga el PEN Club México.

Listo para ser publicado muy pronto en Italia y más adelante en Inglaterra, el libro de Mastrogiovanni ya no se consigue en nuestro país, aun cuando en Random House, su casa editora, aceptan que todavía quedan 900 ejemplares del primer tiraje y ya se tiene firmado un contrato para que sea impresa una versión corregida y aumentada. ¿Por qué desapareció del mercado?

Tal vez por la misma razón que ayer expulsó a la periodista más influyente y combativa Carmen Aristegui del programa radiofónico más escuchado del país. Como resulta más que obvio, los hermanos Vargas, concesionarios de Multivisión, se doblaron ante las presiones del gobierno federal y despidieron a la reportera que se atrevió a denunciar, junto con Proceso, las casas de Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray, en el contexto de la escandalosa corrupción que envuelve a la familia subnormal de Los Pinos.

La periodista Carmen Aristegui. Foto: Internet

La periodista Carmen Aristegui. Foto: Internet

Miguel Ángel Granados Chapa nos lo explicó muchas veces. Los que explotan una estación de radio, en AM o FM, no son propietarios del sitio que ocupan en el espacio de las ondas hertzianas; éste pertenece al Estado (o más bien a lo que de ese concepto quede en pie) y el gobierno federal puede exigir que se lo devuelvan en el momento que se le antoje.

Hombres de negocios, no periodistas, los Vargas se arrodillaron ante su Alteza Copetonsísima y echaron a la calle a Carmen Aristegui. Peña Nieto sació sus locas ansias de venganza en contra de una mujer que lo exhibió ante el mundo como una especie de Idi Amín blanco.

En cambio, de momento, se le fue vivo Marcelo Ebrard, quien en 2011, cuando aspiraba a ser presidente de la supuesta república, mandó a investigar la corrupción de señor de las mil casas, pero como no obtuvo la candidatura se guardó el expediente para épocas más propicias.

En pleno desmoronamiento de su fama pública, debido a la suspensión de la Línea 12 del Metro –hace ya un año–, y bajo el asedio del regente Miguel Ángel Mancera, Ebrard sacó de su caja fuerte el grueso folder de las casas Higa, se lo filtró a Aristegui, ésta comprobó y actualizó la información, y la publicó en su propio portal de Internet al mismo tiempo que Proceso. Después Mancera acusó a Ebrard ante Peña; Ebrard intentó refugiarse en Morena bajo el paraguas de una diputación federal, pero no fue bienvenido y ahora se guarece en Movimiento Ciudadano, el arca de Noé que regentea Dandy Delgado y a la que en breve seguramente se trepará el otro Delgado, el que se fue de viaje en el preciso instante en que con su voto hubiera impedido la imposición de Medina Mora como ministro de la Corte.

Los periodistas Julio Scherer y Vicente Leñero. Foto: Internet

Los periodistas Julio Scherer y Vicente Leñero. Foto: Internet

Medios en crisis aguda

En un país donde todo va mal y empeora cada día, ahora se sabe que Proceso navega por una situación económica alarmantemente precaria. Tras la muerte de Vicente Leñero y Julio Scherer, pilares del semanario que nació como respuesta de periodistas verdaderos al golpe que Luis Echeverría dio en 1976 al diario Excélsior –cuyos actuales propietarios, Anabel Hernández dixit, son Olegario Vázquez Raña, Marta Sahagún y el Chapo Guzmán–, la revista que dirige Rafael Rodríguez Castañeda podría encontrarse no lejos de la bancarrota.

A finales del año pasado y principios del corriente, los dueños de Reforma, a pesar de su horripilante edificio estilo Rico Mac Pato –en cuyos adentros hay una iglesia colonial que fue traída al DF, piedra por piedra, desde Monterrey– se vieron obligados a despedir a sus plumas más caras, entre otras, las de Jorge Castañeda, Julia Carabias, María Amparo Cassar y muchas más, así como al dibujante Trino, para aligerar sus gastos de nómina.

Bien conocida es ya la crisis que padece La Jornada, desde que en el primer semestre de 2012 se echó en brazos de Peña Nieto, y quedó sujeta a los dicterios de los gobernadores de Veracruz, Edomex, Chiapas, Morelos y DF, entre otros exponentes del crimen organizado.

Los medios que gozan de cabal salud financiera, ya se sabe, son las televisoras, con sus respectivas cadenas radiofónicas, y los periódicos más obsecuentes, con El Universal a la cabeza de todos ellos, y el emético (vomitivo) Milenio. Aunque el diario de Ealy Ortiz reúne un abanico de plumas de todos los colores, ahí los que llevan la voz cantante son esbirros electrónicos como Carlos Loret de Mola y Ciro Gómez Leyva, y sus epígonos, como Ricardo Alemán, que invariablemente cierra sus columnas pidiendo un refresco. Al tiempo.

Portadas de los principales diarios en México. Foto: Internet

Portadas de los principales diarios en México. Foto: Internet

Ahora, cuando la inmensa mayoría de los consumidores de noticias las obtiene en forma gratuita en Internet, y observa cómo se desarrollan en tiempo real y sin someterse a la censura, nuestros amados medios impresos, las planas de papel olorosas a tinta, son especies en vías de extinción.

Pero los periódicos –mucho más que las revistas– agonizan no sólo por culpa de las nuevas tecnologías, y de la recesión económica, sino porque estando sujetos al poder, no tienen más remedio que ofrecer “información” sesgada, a medias y tardía, que se vuelve obsoleta en cuanto sale de la imprenta. Los nuevos medios dependerán de la relación directa que establezcan con su público.

En la creación de un medio periodístico de nuevo tipo, el autor de esta gustada y disgustada columna trabaja con un grupo de profesionales en diversas ramas del oficio más hermoso del mundo, en la construcción de un proyecto que ya está casi listo para debutar en sociedad. De eso y más hablaré en mi columna de pasado mañana, que estará, como todos los sábados, disponible aquí a partir de las 9am.

Para todo lo demás sigo en @Desfiladero132 por si ocupan…

INE: Verde que vales verde

10 de marzo 2015.- Javier González Torres, dueño de “Farmacias del Ahorro”, es hermano de Jorge González Torres, fundador del Partido Verde Ecologista de México y papá de Jorge Emilio González Martínez, jefe (en modo pausa) del Partido Verde Ecologista de México.

En la nueva etapa de su campaña de propaganda ilegal, destinada a comprar votos entre los pobres el domingo 7 de junio, para darle diputados incondicionales al PRI, el Partido Verde Ecologista de México está regalando tarjetas “Premium Platino”, con las cuales se puede adquirir medicinas, con 10 por ciento de descuento… en “Farmacias del Ahorro”.

La estirpe de los González Torres –como lo conté en Los manicomios del poder, libro que volverá a publicarse este año– proviene de una familia de boticarios tamaulipecos que, en los años dorados del alemanismo, emparentó con el PRI y logró convertirse en la principal abastecedora de medicamentos para el Instituto Mexicano del Seguro Social.

A los González Torres pertenecen total o parcialmente las Farmacias de Dios, El Fénix, San Pablo, París y del Doctor Simi, entre otras. A pesar de lo que indica su nombre, las Farmacias del Ahorro, en realidad son las más caras de México, pero están cayendo ante las Farmacias Guadalajara, que bajaron sus precios porque ya tienen laboratorios propios para producir medicinas genéricas.

Es cosa de salir un sábado por la tarde y distraerse caminando y preguntando para comparar precios y comprobarlo. Hay productos que en Farmacias del Ahorro cuestan 250 pesos y en Farmacias Guadalajara cincuenta. Y no, no soy accionista o publicista de la empresa tapatía, pero la edad y los achaques me han enseñado trucos para estirar el dinero.

10647089_434283880071671_8905435446157925995_n

“El Partido Verde Ecologista de México ofreció vales para medicinas. Promesa cumplida”, leímos durante meses en los anuncios ilegales que el tucán verde difundió por todos los medios en todo el país. Ahora queda claro de dónde provienen las medicinas que se consiguen con esos vales en el Seguro Social y en el ISSSTE.

Como también queda claro que los 444 millones de pesos que el INE destinó al Verde este año, se están utilizando, entre otras cosas, para mejorar la situación económica de “Farmacias del Ahorro”.

Arturo Escobar, jefe nominal del Partido Verde –porque el niño Jorge Emilio anda a salto de mata, escapando de quienes lo acusan por el asesinato de una mujer eslava en su departamento de Cancún– es hermano de Adrián Escobar, propietario de la empresa Rabokse (eskobaR al revés) que compra tiempo en Cinemex y Cinépolis para difundir los cineminutos del PVEM, a razón de 400 pesos* por anuncio y por sala. (Léase más al respecto en el artículo que Roberto Zamarripa publicó ayer en Reforma.)

11025808_1042522795765141_5947435016128991716_n

El esquema es el mismo. Usted paga impuestos. Hacienda se los transfiere al INE, el INE al Verde y el Verde a los hermanos de sus dirigentes: a las Farmacias del Ahorro, de Javier González Torres, y a Rabokse, de Adrián Escobar. Pero la estafa no empieza ni termina ahí.

El Verde está respaldado, además, por los gobernadores de Quintana Roo (Roberto Borge) y de Chiapas (Manuel Velasco), así como por el regente capitalino (Miguel Ángel Mancera). Al emprender la misión imposible de ganarse el respeto de la gente, el INE multó a Cinemex y Cinépolis por desacatar la orden de quitar los anuncios del Verde, pero no tocó, ni con el pétalo de una amonestación, a Borge, Velasco y Mancera, por no hablar de Televisa, Tv Azteca y todas las estaciones de radio del país.

Estamos ante una operación fraudulenta, que involucra al presidente Peña Nieto, a su gabinete, a su partido y a las instituciones electorales. La única manera de salvar la legitimidad de la elección del 7 de junio es impedir que el Verde participe. Y la única forma de impedir que el Verde participe es mediante una gigantesca movilización popular, a la que no contribuirán, sospechosamente, los poetas besucones, el mamón de la tierna furia, los escépticos que se cansaron de esperar que crecieran peras en las ramas de los olmos y los que hartos ya de estar hartos llaman a tomar las armas.

El copete de Peña Nieto está a la cabeza de una dictadura inhumana, asesina y corrupta, que no se detendrá ante nada y ante nadie, pero que tiene prisa por robarse todo lo que aún le cabe en las alforjas porque sabe que en cualquier momento se va a caer.

Esta ansiedad, esta urgencia, es lo que está detrás del intento de madruguete que los diputados del PRI, del PAN, del Verde, del Panal y algunos del PRD trataron de dar para imponernos la Ley General de Aguas. La respuesta de la sociedad fue tan rotunda, el llamado de Andrés Manuel López Obrador a impedir la privatización del agua caló tan hondo, que Manlio Fabio Beltrones tuvo que recular, y lo hizo trémulo de furia.

11050722_10155185090245408_5525516748637927853_o

Que somos “de lento aprendizaje”, nos dijo, por alentar malos pensamientos acerca de una iniciativa tan generosa, que en caso de aprobarse nos garantizará 50 litros de agua potable al día a todos y todas y todes y todxs. ¡Cincuenta litros! Pese a que el mínimo exigido por la ONU es de cien litros por cabeza diarios, la Ley General de Aguas ofrece 50, esto es, 12 cubetas juntas y llenas a rebosar, algo que nunca han tenido los habitantes más pobres de Iztapalapa o del Mezquital.

Beltrones está en lo cierto: somos de lento aprendizaje, pero más de 30 años de despojos, estafas, privatizaciones y genocidio, 30 años de vivir con un dedo metido en el culo, han logrado que se empiece a hacer la luz en el cerebro de capas de población cada vez más golpeadas, más infelices e insatisfechas, más empobrecidas e impotentes, pero quién sabe si ya dispuestas, resueltas, decididas a salir a la calle y decir sanseacabó, tal como lo hicieron los eternamente panistas colonos de Mixcoac, que ayer pararon en seco la tala de 885 árboles llevada a cabo por el primer soldado del presidente Peña Nieto en el DF, el señor regente Miguel Ángel Mancera Espinosa (MAME).

En su nueva época esta columna sale martes y jueves a las 8pm y los sábados a las 9 am. Para todo lo demás está @Desfiladero132 por si ocupan…

*Tarea: Cinemex tiene 2 mil 331 salas, Cinepolis tiene 3 mil 290 salas. Si cada cineminuto cuesta 400 pesos, ¿Cuánto ha gastado el PVEM en su campaña ilegal por mes desde agosto a la fecha?

Pelotitas de golf

07 de marzo 2015.- Circula en redes un video grabado en el encuentro que Peña sostuvo con la prensa en Londres. Ya sin el disfraz de príncipe del Gran Teatro de Cachirulo que se puso en Buckingham para pedir limosna, vestido sólo de traje y corbata, muy tenso, con la cabeza inclinada como un perico dentro de una jaula, oyó atónito la pregunta en inglés que le hacía una reportera sobre lo que podía esperarse de los mercados emergentes.

En cuanto la dama guardó silencio, Peña descubrió que tenía el audífono en la mano y no en la oreja. No había entendido media palabra. Pero con esa sonrisa de muñeco de aparador, tan suya, pidió que le “volvieran a repetir la pregunta”, cosa que la periodista no había hecho: sólo había formulado la cuestión una vez.

Así, cuando la pobre colega británica accedió a complacerlo, Peña atinó al fin a meterse el adminículo en el oído. Y una vez que la intérprete simultánea le explicó, a través del apuntador, qué era lo que deseaba saber la reportera, el presidente de nuestra supuesta república farfulló.

“Bueno, me lleva su pregunta… Es de carácter… No sé si la hayan entendido aquí los demás… Es una pregunta de carácter financiero y técnico… Yo tendría primero una respuesta de orden… general… en esta materia que tiene que ver con los mercados financieros, que tiene que ver con el tipo de cambio, que tiene que ver con la política monetaria que… de la que se ocupan fundamentalmente los bancos centrales…

“Son temas en los que el presidente… y perdonando a tu servidor… no va a opinar… Porque son temas que tienen su propia regulación… Yo creo que lo que a la pregunta que usted ha hecho… me parece que… Estoy diciendo que no voy a opinar y empiezo a opinar…”

Aquí, Peña suelta una carcajada y, con su contagiosa simpatía, logra que se rían los miembros de su equipo. Nadie más. Acto seguido, confiesa:

“Prefiero no tener opinión y… simplemente creo que estas señales, las definiciones que están tomando los bancos centrales sobre ese tema… eh… me parece que son señales de una lenta pero afortunada recuperación económica que empieza a observarse en los Estados Unidos y que eso evidentemente traerá beneficios también para el desempeño que tenga la economía de nuestro país”.

Ayer el peso cayó a 15.72 ante el dólar. De acuerdo con Enrique Galván Ochoa, esta es la cotización más baja de nuestra historia. Si recordamos que en 1992, Salinas de Gortari le quitó tres ceros, cuando la paridad estaba ya en 3 mil por dólar, y si no hemos olvidado que esa decisión se tomó para que el dinero tuviese un manejo más práctico, la verdad es que esos tres ceros nunca han dejado de existir.

Hoy, por lo mismo, un dólar vale realmente 15 mil 720 pesos mexicanos. Esta es una muy buena noticia para las familias que reciben dólares de sus parientes que viven en Estados Unidos. Y para las empresas mexicanas que venden sus productos allá. Pero el mecanismo de la bomba de tiempo sigue caminando hacia la hora inevitable en que se producirá la explosión y las reservas del Banco de México –el “banco central”– volarán en pedazos. ¿Por qué?

Peña Nieto y Putin

Peña no es Putin

A principios de este año, el nuevo zar de todas las Rusias, Vladimir Vladimirovich Putin, uno de los políticos más desalmados del mundo –casi casi como Felipe Calderón o Murillo Karam– y sin duda uno de los más astutos, hundió artificialmente el rublo para que perdiera 70 por ciento de su valor ante el dólar.

Los especuladores de Estados Unidos y Europa que eran prácticamente dueños de las empresas petroleras rusas, empezaron a rematar sus acciones antes de que el papel en que estaban impresas valiera menos que las cantidades que amparaban. Como un mago en la mesa de pókar, Putin las compró en centavos, hasta que recuperó a través de esos títulos 30 mil millones de barriles de petróleo.

Consumada la operación, Putin volvió a subir el rublo hasta su paridad anterior y fortaleció la economía rusa de un solo golpe. El presidente de México, huelga decirlo, no tiene ni el 5 por ciento del coeficiente intelectual de Vladimir Vladimirovich. No sabe nada de economía y su secretario de Hacienda ignora el ABC de la política.

¿A quién, a menos de tres meses de las elecciones, se le ocurre decir que habrá más recortes al gasto público, más despidos, más pobreza y, como consecuencia lógica de todo ello, más violencia? Sólo a un retrasado mental como Luis Videgaray, que a lo largo de este catastrófico bienio no ha hecho nada, pero lo que se llama nada, en beneficio de nada, excepto de él y de sus cómplices.

10339748_971638506184379_889113391875942786_n

En Veracruz, estado líder en desvío de recursos públicos, el gobierno de Duarte de Ochoa enfrenta cada quincena mayores dificultades para pagar las pensiones de los jubilados. Si esta desventura se extiende a otros estados de lo que hasta hace no mucho era nuestro país, porque el banco central sólo utiliza las reservas internacionales para que los dueños de todo sigan exportando dólares a sus cuentas en el extranjero, llegará el indeseable pero quizá no lejano momento en que millones de jubilados, pobres de por sí, caerán en la miseria.

Pemex está produciendo dos millones 200 mil barriles al día, que es más o menos lo que consume el país. Ergo, ya no exporta casi nada y, al contrario, ahora importa 100 mil barriles diarios de Estados Unidos, que ahora cuenta con las reservas de crudo más grandes de todos los tiempos, lo que sólo significa que el petróleo seguirá baratísimo en los próximos años.

México es ya sólo una pelotita de golf que recibe golpe tras golpe y cae de hoyo en hoyo. ¿Por qué acudo a esta metáfora? Porque las pelotas de golf están rellenas de ligas. Y después de oírlo hablar de altas finanzas en Londres, no creo que el cerebro de Peña Nieto contenga otra sustancia que ligas, tantas ligas como las que hay en el cráneo de Videgaray, de Osorio Chong, de Chuayffet, de Rosario Robles, de Pedro Joaquín y demás bandidos repletos de ligas con el crimen organizado.

Ante esto, la campaña ilegal del Verde continúa a tambor batiente, respaldada por Los Pinos, en plan francamente golpista y adquiriendo un tono más agresivo. Del desprecio descarado por la ley y las “autoridades” electorales, el tucán asesino acaba de emprender una guerra sucia contra Morena, acusando a AMLO de pertenecer a la mafia. Todo se entiende cada día con mayor claridad.

10407921_10153743389869782_3603892747539339824_n

Morena puede arrasar el 7 de junio. Es más, debe arrasar el 7 de junio. Nada justifica que nadie con dos gramos de decencia vote por cualquier otro partido, máxime cuando todos son el PRI, con distintas banderas, caretas y caritas. La derecha va a recurrir a todo. Marcos saldrá en mayo a promover el abstencionismo. Javier Sicilia no hace otra cosa. Los únicos que tienen el derecho –pero no la razón– de llamar a no votar son los que están dispuestos a levantarse en armas en Guerrero.

El dilema no es votar o no votar. El dilema es votar por Morena o irse al monte. En su nueva temporada esta columna sale martes y jueves a las 8pm y los sábados a las 8 am.

Para todo lo demás estoy en @Desfiladero132 por si ocupan…