¿Quién tumbó a Murillo Karam?

27 de febrero 2015.- Jesús Murillo Karam se sentía más fuerte que nunca. Y de repente se desplomó. Alguien filtró dos fotografías –una de las cuales captó a 25 de los 43 normalistas en la clínica “Cristina” de Iguala– tomadas la noche del 26 de septiembre por miembros del ejército, y los acompañó con varios reportes dirigidos al jefe militar de aquella ciudad, sobre la situación de los jóvenes que posteriormente desaparecieron.

En todas partes, Murillo Karam dijo, insistió y mantuvo que el ejército no salió de su cuartel esa noche. Incluso alardeó, en una especie de brote psicótico: “Y qué bueno que no salió. ¡Imagínense a quién hubiera apoyado!”. ¿Hablaba de un ejército enemigo, invasor, extranjero?

Durante sus dos inolvidables conferencias de prensa –la del #YaMeCansé el 7 de noviembre y la de la #VerdadHistórica el 27 de enero– siguió negando la intervención del ejército en los acontecimientos de esa noche, pero en su segunda reunión con los periodistas, afirmó que los 43 muchachos fueron llevados al basurero de Cocula en un camioncito de tres toneladas y media, a donde 15 de ellos, según él, llegaron muertos.

Normalistas-2

Si en la foto salen 25 normalistas dentro de la clínica, ¿dónde estaban los otros 18 del grupo de los 43? Sólo quienes los desaparecieron lo saben. La pregunta hoy por hoy es quién filtró las fotos y el parte militar que tumbaron al dueño la “verdad histórica” más falsa del mercado negro.

Una de las probables grietas por las cuales gotearon las fotografías, para que cayeran en manos de ciertos periodistas, uno de los cuales fue censurado escandalosamente, está en la cúpula del PRI. No en la oficina de César Camacho Quiroz, todavía presidente de ese partido, sino más arriba.

Hoy, el PRI definirá los nombres de sus candidatos pa las elecciones del 7 de junio. Si entre los ungidos (y urgidos) aparece Camacho Quiroz, todos y todas y todes y todxs preguntaremos: ¿quién será el nuevo presidente del PRI? Y a la vez adivinaremos que Camacho Quiroz, amante de la calumnia y de la intriga, pero de pocas luces y cortos alcances, sustituirá a Manlio Fabio Beltrones como coordinador de la bancada priísta en el segundo tramo del sexenio.

10911400_10155059010560408_4339738599106099529_o

¿Y Beltrones? ¿A dónde se irá Beltrones cuando salga de San Lázaro? Es bien sabido que no ha cesado de trabajar para que Peña lo ponga al frente del PRI. Sin embargo, los barones del Atlacomulco, terroristas del Estado Islámico, perdón, del estado de México (chiste robado a monero Patricio) se oponen de la manera más férrea.

Ayer en la madrugada –mientras se esparcían las noticias sobre Murillo Karam y los rumores sobre la renuncia de Osorio Chong, que según esto no aceptó Peña Nieto– en Tijuana murió el delegado del IMSS, Roberto Alcides Beltrones Rivera, hermano de Manlio Fabio. Por tal motivo, el líder de la cámara baja voló a esa frontera para asistir a los funerales, y tal vez hoy, mientras la cúpula del PRI sesiona, estará muy lejos del Distrito Federal barajando las opciones que le pueda ofrecer el futuro, y con esta expresión me refiero al futuro ex presidente de nuestra supuesta república.

10473784_10153109722181506_4182402875620866413_o

La otra grieta

La súbita caída de Murillo, en el marco de la disputa por el control del PRI, agravó la crisis política detonada por la más que sospechosa terquedad del Verde Ecologista y la descarada pachorra de los ninis del INE, encabezados formalmente por Lorenzo Córdova, y dizque sometidos por Marco Antonio Baños, dentro de un juego de simulaciones que prefigura desde ya un nuevo fraude y pone en riesgo la celebración de los comicios.

Es obvio que la campaña ilegal del PVEM –apoyada por los medios, el regente Mancera y el Señor de las Mil Casas–, que el INE toleró desde agosto hasta que se descubrió el pastel, ya dio a los engañabobos de las encuestas la oportunidad de reportar un “asombroso” crecimiento de 150 por ciento (de 4 a 10) en la intención de voto a favor del Verde; está reforzando la náusea que la gente siente por la cosa electoral y pretende fomentar el abstencionismo, que mientras mayor sea favorecerá más y más al PRI-PAN-PRD-Panal-PT-MC y perjudicará a Morena.

A contribuir que las elecciones de junio sean un desastre y se agudice la descomposición social, también se han dedicado los señores y la señora del Tribunal Electoral, que luego de dos años de papar moscas, resolvieron que comprar cinco millones de votos con dinero del crimen organizado es la cosa más decente del mundo.

Así, con “autoridades” electorales extraviadas, la economía rota, los precios a la alza, la violencia fuera de control, la represión política en su máximo esplendor, la censura en los periódicos encadenados a la corrupción y un descontento popular inmenso, el país está en riesgo de presenciar y padecer una guerra dentro del gobierno, en la que a la mejor se acabarán disparando todos contra todos.

La próxima procuradora General de la República, Arelí Gómez González.

La próxima procuradora General de la República, Arely Gómez González.

En medio de este vacío de poder, repudiado por el Papa, escarnecido por Hollywood, condenado por los miembros del Parlamento Europeo que se burlaron de la “verdad histórica” y por el relator de la ONU en materia de derechos humanos, el gobierno de Peña, integrado por un equipo de incompetentes que sólo generan y agravan problemas, le entregó la PGR a Televisa.

¿Fue una decisión repentina? ¿Ya se tenía preparado el relevo del que pasará a la historia por su cinismo y su cansancio? ¿O debemos pensar mal y tomar en consideración que la grieta por la cual se filtraron el parte militar y las fotos de los normalistas, en realidad no está en el despacho de Beltrones sino en el de Emilio Azcárraga?

Como quiera que sea, la nueva procuradora es ya una estrella más del Canal de las Estrellas y debutó ayer con una obra de microteatro, escenificando el proceso entrega-recepción de la Tuta, otro capo que se jubila después de dejar el negocio en manos de los grupos que esperan a su próximo mandatario o más bien mandadero: el perredista Silvano Aureoles Conejo, que será gobernador de Michoacán, por la gracia de los acuerdos que tejió Beltrones con el PRD, y que aceptaron, encantados de la vida, Osorio Chong y los caciques de Morelia.

En su nueva temporada, esta columna aparece en tuiter martes y jueves a las 8 de la noche y los sábados, como siempre, en la mañana. Para todo lo demás está la cuenta @Desfiladero132 por si ocupan…

Anuncios