Agua para romper las pelotas

14 de marzo 2015.- Alguno de los opinócratas ligados a la casa embrujada de Los Pinos, publicó el jueves que ante el rechazo provocado por la Ley General de Aguas, el gobierno decidió dejar su aprobación “para después de las elecciones”. Esto significa que a partir del primero de septiembre el agua será privatizada sí o sí… en los cálculos del régimen.

La banda que administra la demolición de las ruinas en que convirtió a México, tiene una deuda de gratitud con quienes, como Javier Sicilia, insisten en que nadie vote el 7 de junio. Para complacer a esa gente, lo anunciaron ayer, el mero día de los comicios habrá un partidazo de futbol: Televisa contra Tv Globo (o Brasil contra México).

Aliviados de los sustos de la semana pasada, los “consejeros ciudadanos” que dirige con imborrable sonrisa el señor de la basura orgánica, Lorenzo Córdova Vianello, han vuelto a conciliar el sueño gracias al repudio que atrajo la atención del público antes y después de la imposición de Eduardo Medina Mora como juez de la Tremenda Corte, pero también gracias también al despido de Carmen Aristegui por órdenes de Peña Nieto.

Peña Nieto y Javier Sicilia. Foto: Internet

Peña Nieto y Javier Sicilia. Foto: Internet

Las nubes negras que las ocultaron momentáneamente, de ninguna manera reducen ni disminuyen la complicidad de las “autoridades” electorales, en la estrategia golpista patrocinada por el gobierno y –valga la redundancia– Televisa, para posicionar al Partido Verde como una arrolladora fuerza emergente que le quitará votos a Morena y le dará diputados incondicionales al PRI, para garantizar la privatización del agua.

Entendámonos: el presidente puede sacar del aire a Carmen Aristegui, pero nada ni nadie sacará del aire los anuncios ilegales del Partido Verde en todas partes, ni mucho menos suspenderá el reparto de vales canjeables por medicinas que el tucán maldito sigue y seguirá llevando a cabo hasta el día de la votación.

Al PRI le falta una sola reforma “estructural” para culminar el desmantelamiento de México, y ésa es precisamente la que legalizará la privatización del agua, en función de las actividades extractivas tanto de petróleo y gas shale, como de oro y plata en las minas a cielo abierto.

Un pozo excavado en una zona como el desierto de Coahuila, donde a mil o dos mil metros de profundidad hay rocas en forma de pelotas de ping pong rellenas de gas natural, necesita entre cinco y veinte millones de litros de agua, unidos a una mezcla de productos químicos, arena y explosivos, para ocasionar una detonación subterránea que rompa esas pelotas y libere el gas que contienen.

Cada gobierno que llega parece que trae su propia caja de sorpresas. No es así. En los círculos donde viven los dueños del mundo, hace ya varias décadas se viene preparando la explotación del gas shale en México. Así lo prueba el megaproyecto hídrico llamado Monterrey VI, que fue planificado por Vicente Fox, avanzó durante la carnicería de Felipe Calderón y ahora está en manos de los contratistas de Higa.

Proyecto Monterrey VI, en el río Pánuco. Foto: elhorizonte.mx

Proyecto Monterrey VI, en el río Pánuco. Foto: elhorizonte.mx

Monterrey VI pretende desviar el curso del río Pánuco, en la Huasteca de Tamaulipas, y reconducir el agua, desafiando la ley de la gravedad, en una trayectoria ascendente, para que se derrame a menos de mil metros sobre el nivel del mar, en el valle que corona el Cerro de la Silla.

Obra disparatada y ambiciosa como pocas se han visto… en el papel…. Monterrey VI fue concebida, según Fox y sucesores, como una respuesta a la sed africana que amenaza a la capital de Nuevo León, construida que fue sobre un vergel que, a lo largo del siglo XX, desecaron los fabricantes de cerveza.

Con sus más de cuatro millones de habitantes, Monterrey desde luego necesita cubrir su creciente demanda de agua potable. Sin embargo, el objetivo verdadero del megalómano proyecto no es ése. En realidad, una vez que el agua sea utilizada por la regia mancha urbana, continuará su viaje, ahora en trayectoria descendente, hacia Coahuila.

Como en Coahuila no hay agua –y falta sobre todo en la región colindante con Texas, donde se supone que se encuentran los yacimientos más grandes de gas shale–, el proyecto Monterrey VI, pensado, insisto, en el sexenio de Fox, surtirá todos los millones de litros de h2o que requieran los pozos de fracking.

En consecuencia, la Ley General de Aguas establecerá dispositivos legales para criminalizar a los campesinos huastecos cuando les roben el río Pánuco, y sus cosechas se resignen a esperar las lluvias, y sus estómagos se desacostumbren a alimentarse con peces.

Para criminalizar de igual modo a quienes luchan desde hace años en Jalisco en contra de la presa El Zapotillo, también será aprobada la Ley General de Aguas. Y lo mismo ocurrirá con quienes se oponen a la presa de La Parota en Acapulco. Y a muchos atropellos ecocidas más.

Por la gracia de esa ley general irán presos, si tienen la fortuna de que no los desaparezcan, quienes traten de impedir que el agua destinada al ser humano sea vertida en tinas de lixiviación, y revuelta con toneladas de arsénico para generar cianuro, el veneno que separa las partículas de oro y plata de los fragmentos de rocas que antes de ser dinamitadas eran montañas.

Es la última reforma que le falta a Peña. Como se puede apreciar no es, sin embargo, enchílame otra. Es una reforma complementaria sin la cual, simplemente, no podría funcionar la reforma energética. El ejemplo de Monterrey VI y los yacimientos de gas shale en Coahuila así lo demuestra.

Sólo por lo que tiene ver con la inminente privatización del agua, las elecciones del 7 de junio son ya un plebiscito de interés universal. No votar, para después besar en señal de protesta, es votar de antemano a favor de la Ley General de Aguas. La protesta real, efectiva e irreductible que podemos emprender en forma inmediata, es la que exija y logre la descalificación del Partido Verde o la renuncia de los consejeros del INE. O ambas metas.

Acuerdo de la Conagua y el gobierno de Nuevo León. Foto: Internet

Acuerdo de la Conagua y el gobierno de Nuevo León. Foto: Internet

Nueva plataforma

A partir del próximo miércoles, 18 de marzo, el autor de esta página aparecerá en una nueva plataforma electrónica, dedicada al periodismo, la reflexión, la polémica, el humor, la poesía, la literatura, el arte. En el Desfiladero del martes 17 explicaré cómo se llega a ese sitio y, en un alarde de franqueza, revelaré su nombre.

En su nueva temporada, esta gustada y disgustada columna, que sale martes y jueves a las 8 pm y los sábados a las 9am, cuenta con un dispositivo que le permite viajar a la computadora o teléfono o tableta de quien desee recibirla gratuitamente. Para ello sólo tiene usted que localizar el rótulo “Sigue el Desfiladero por email”, anotar su dirección de correo electrónico y dar clic sobre la palabra seguir.

Para todo lo demás, estaré como siempre en Tuiter, en la cuenta @Desfiladero132, que aprovecha para dar la bienvenida a sus nuevos y numerosos seguidores.

Fraude electoral: promesa cumplida

03 de marzo 2015.- Iba ayer en un taxi cuando la carlinga fue invadida por la voz de Peña Nieto que hablaba desde Londres: “A dos años del inicio de mi administración, ya se pueden apreciar los logros que hemos alcanzado en materia de seguridad”.

No alcancé a pensar que una persona desaparece cada 90 minutos, porque otra voz dijo: “Gracias a la cruzada México sin hambre, setenta millones de mexicanos ya comen once veces al día”. Desvié la cara y topé con una pantalla informativa del llorado Vázquez Raña y con una fabulosa noticia: “… aumentaron 38 por ciento en beneficio de 700 mil duranguenses”.

Alcé la vista y encontré un mural panorámico del monstruoso tucán de un solo ojo que graznaba con letras enormes: “Vales para medicinas. Propuesta cumplida”. Un atisbo de lucidez me permitió recordar que las propuestas se aceptan o rechazan, pero no se pueden cumplir. Claro: estaba ante un eufemismo, ordenado por el INE, para cambiar la palabra “promesa” por “propuesta” en la campaña ilegal del PVEM.

Abrí La Jornada y me enteré de que gracias a Javier Duarte de Ochoa, Veracruz tiene la tasa de analfabetismo más baja del Golfo de México. Y pensé: miles de cadáveres de analfabetas enterrados en fosas clandestinas lo demuestran.

760851_NpAdvHover

Subí al Metro y en los andenes de cada estación donde el convoy se detuvo 10 minutos en promedio, por todas partes estaba el tucán verde con su ojo acechante y su “propuesta cumplida”. Adentro del vagón, no había manera de identificar el número de la línea o en qué dirección íbamos, porque sólo había propaganda del Verde Ecologista.

Sentí hambre y compré tortillas. Me entregaron la docena envuelta con un papel desde el cual también me miraba el ojo canalla del tucán maldito. Pasé por un puesto de periódicos y vi al tucán en la primera plana de El País pero en otra postura: sólo era un anuncio que incitaba a viajar a Costa Rica para disfrutar del turismo ecológico. Propaganda subconsciente.

10154218_428975350602524_4375824656634591455_n

De repente me dieron ganas de vivir en ese país perfecto, próspero, seguro y maravilloso que es el México de los espots. Pero después comprendí que ese lugar paradisiaco está en los estudios de Televisa y se me quitaron pero entendí algo.

El presidente es un actor de Televisa. La PGR es una actriz de Televisa. Los diputados y senadores son Televisa y Tv Azteca y muy pronto, la Suprema Corte, en la persona de Eduardo Medina Mora, tendrá al fin un ministro de Televisa. México no es una estrella más de la bandera de Estados Unidos sino del Canal de las Estrellas de Televisa.

10960199_10153091463571506_5887691891230439345_o

INE: separar la basura

Mientras la semana pasada en Iguala –ciudad de 100 mil habitantes– se registraron 14 asesinatos en 72 horas, en el Instituto Nacional Electoral siete partidos dejaron hablando solos a los “ciudadanos consejeros” y a los representantes del PRI, del Panal y del Verde.

Los inconformes se levantaron de la mesa como quienes se levantan de la cama por la misma razón: insatisfechos debido a la impotencia de su pareja. Lorenzo Córdova Vianello, “consejero presidente”, hijo biológico de Arnaldo Córdova, resultó ser también hijo ideológico de su antecesor, Leonardo Valdez Zurita, mejor conocido como Vazurita.

Córdova Vianello fue miembro del extinto IFE en las elecciones de 2012 y su papel consistió en garantizar el buen éxito del fraude cometido por el PRI y Televisa para imponernos a Peña. Ahora, como presidente del INE, practica un deporte esquizofrénico: repite y repite que el INE no tiene credibilidad, y a la vez se dedica a incrementarla.

Ante la campaña ilegal del tucán verde, que empezó en agosto del año pasado y se metió como la humedad por todos lados, Vazurita Dos se ha limitado a imaginar sanciones contra el PVEM, que nadie acata, y a dictar multas y castigos contra Morena, que se ejecutan en seguida. ¿Siete partidos quieren que desaparezcan los anuncios del Verde? Nadie los toma en cuenta. ¿El Verde quiere que quiten el primer espot que lanza Morena? El espot se esfuma en dos horas.

Captura de pantalla 2015-03-03 a las 12.50.42

Tenemos que aprender a separar la basura. Lorenzo Córdova es orgánica. Gracias a su incompetencia (¿o será eficacia?) el INE se convirtió basura inorgánica y las elecciones del 7 de junio tendrán la validez de un billete de 8 pesos. Por lo tanto, las decisiones que tome el Congreso “surgido” de las urnas serán decisiones espurias, ilegales e ilegítimas.

Anteayer, para tratar de guardar las apariencias, Córdova y sus nulidades se ofrecieron a multar al Verde con 35.7 millones de pesos, y con siete millones a Cinemex y Cinépolis. Denise Dresser no tardó en celebrar: “Al fin algo se mueve en México!” Pero Pablo Gómez, representante del PRD, recién expulsado de Milenio, denunció que la campaña ilegal del PVEM costó 2 mil 500 millones de pesos, de manera que la multita es insignificante, ridícula y ficticia.

Ya sabemos lo que pasará. El PVEM apelará al Tribunal Electoral e impugnará la multa. El litigio durará tres años y la multa será reducida 90 por ciento, mientras los diputados del PRI-PAN-PRD-Verde-Panal-PT-MC aprueban todas las reformas “estructurales” que Peña les ordene: privatizar el aire y el cielo, cobrarnos impuestos por caminar dentro de las viviendas, por abrir las ventanas, por jugar con los gatos y sacar a pasear a los perros.

10690106_391269847706408_4033862658929890632_n (1)

Todo es una farsa pero los principales responsables somos los cómodos, los que nada hacemos para que los atropellos tengan consecuencias públicas. Debimos haber ido a clausura cines, tachar las imágenes del tucán, intentar algo más que tragar bilis. Nuestro último recurso sería movilizarnos para obligar al INE a descalificar al Verde y quitarle el registro. Pero tampoco lo haremos.

En su nueva temporada esta gustada y disgustada columna sale martes y jueves a las ocho de la noche y los sábados a las ocho de la mañana. Para lo demás está mi cuenta @Desfiladero132 que pronto dará una sorpresita…