Agua para romper las pelotas

14 de marzo 2015.- Alguno de los opinócratas ligados a la casa embrujada de Los Pinos, publicó el jueves que ante el rechazo provocado por la Ley General de Aguas, el gobierno decidió dejar su aprobación “para después de las elecciones”. Esto significa que a partir del primero de septiembre el agua será privatizada sí o sí… en los cálculos del régimen.

La banda que administra la demolición de las ruinas en que convirtió a México, tiene una deuda de gratitud con quienes, como Javier Sicilia, insisten en que nadie vote el 7 de junio. Para complacer a esa gente, lo anunciaron ayer, el mero día de los comicios habrá un partidazo de futbol: Televisa contra Tv Globo (o Brasil contra México).

Aliviados de los sustos de la semana pasada, los “consejeros ciudadanos” que dirige con imborrable sonrisa el señor de la basura orgánica, Lorenzo Córdova Vianello, han vuelto a conciliar el sueño gracias al repudio que atrajo la atención del público antes y después de la imposición de Eduardo Medina Mora como juez de la Tremenda Corte, pero también gracias también al despido de Carmen Aristegui por órdenes de Peña Nieto.

Peña Nieto y Javier Sicilia. Foto: Internet

Peña Nieto y Javier Sicilia. Foto: Internet

Las nubes negras que las ocultaron momentáneamente, de ninguna manera reducen ni disminuyen la complicidad de las “autoridades” electorales, en la estrategia golpista patrocinada por el gobierno y –valga la redundancia– Televisa, para posicionar al Partido Verde como una arrolladora fuerza emergente que le quitará votos a Morena y le dará diputados incondicionales al PRI, para garantizar la privatización del agua.

Entendámonos: el presidente puede sacar del aire a Carmen Aristegui, pero nada ni nadie sacará del aire los anuncios ilegales del Partido Verde en todas partes, ni mucho menos suspenderá el reparto de vales canjeables por medicinas que el tucán maldito sigue y seguirá llevando a cabo hasta el día de la votación.

Al PRI le falta una sola reforma “estructural” para culminar el desmantelamiento de México, y ésa es precisamente la que legalizará la privatización del agua, en función de las actividades extractivas tanto de petróleo y gas shale, como de oro y plata en las minas a cielo abierto.

Un pozo excavado en una zona como el desierto de Coahuila, donde a mil o dos mil metros de profundidad hay rocas en forma de pelotas de ping pong rellenas de gas natural, necesita entre cinco y veinte millones de litros de agua, unidos a una mezcla de productos químicos, arena y explosivos, para ocasionar una detonación subterránea que rompa esas pelotas y libere el gas que contienen.

Cada gobierno que llega parece que trae su propia caja de sorpresas. No es así. En los círculos donde viven los dueños del mundo, hace ya varias décadas se viene preparando la explotación del gas shale en México. Así lo prueba el megaproyecto hídrico llamado Monterrey VI, que fue planificado por Vicente Fox, avanzó durante la carnicería de Felipe Calderón y ahora está en manos de los contratistas de Higa.

Proyecto Monterrey VI, en el río Pánuco. Foto: elhorizonte.mx

Proyecto Monterrey VI, en el río Pánuco. Foto: elhorizonte.mx

Monterrey VI pretende desviar el curso del río Pánuco, en la Huasteca de Tamaulipas, y reconducir el agua, desafiando la ley de la gravedad, en una trayectoria ascendente, para que se derrame a menos de mil metros sobre el nivel del mar, en el valle que corona el Cerro de la Silla.

Obra disparatada y ambiciosa como pocas se han visto… en el papel…. Monterrey VI fue concebida, según Fox y sucesores, como una respuesta a la sed africana que amenaza a la capital de Nuevo León, construida que fue sobre un vergel que, a lo largo del siglo XX, desecaron los fabricantes de cerveza.

Con sus más de cuatro millones de habitantes, Monterrey desde luego necesita cubrir su creciente demanda de agua potable. Sin embargo, el objetivo verdadero del megalómano proyecto no es ése. En realidad, una vez que el agua sea utilizada por la regia mancha urbana, continuará su viaje, ahora en trayectoria descendente, hacia Coahuila.

Como en Coahuila no hay agua –y falta sobre todo en la región colindante con Texas, donde se supone que se encuentran los yacimientos más grandes de gas shale–, el proyecto Monterrey VI, pensado, insisto, en el sexenio de Fox, surtirá todos los millones de litros de h2o que requieran los pozos de fracking.

En consecuencia, la Ley General de Aguas establecerá dispositivos legales para criminalizar a los campesinos huastecos cuando les roben el río Pánuco, y sus cosechas se resignen a esperar las lluvias, y sus estómagos se desacostumbren a alimentarse con peces.

Para criminalizar de igual modo a quienes luchan desde hace años en Jalisco en contra de la presa El Zapotillo, también será aprobada la Ley General de Aguas. Y lo mismo ocurrirá con quienes se oponen a la presa de La Parota en Acapulco. Y a muchos atropellos ecocidas más.

Por la gracia de esa ley general irán presos, si tienen la fortuna de que no los desaparezcan, quienes traten de impedir que el agua destinada al ser humano sea vertida en tinas de lixiviación, y revuelta con toneladas de arsénico para generar cianuro, el veneno que separa las partículas de oro y plata de los fragmentos de rocas que antes de ser dinamitadas eran montañas.

Es la última reforma que le falta a Peña. Como se puede apreciar no es, sin embargo, enchílame otra. Es una reforma complementaria sin la cual, simplemente, no podría funcionar la reforma energética. El ejemplo de Monterrey VI y los yacimientos de gas shale en Coahuila así lo demuestra.

Sólo por lo que tiene ver con la inminente privatización del agua, las elecciones del 7 de junio son ya un plebiscito de interés universal. No votar, para después besar en señal de protesta, es votar de antemano a favor de la Ley General de Aguas. La protesta real, efectiva e irreductible que podemos emprender en forma inmediata, es la que exija y logre la descalificación del Partido Verde o la renuncia de los consejeros del INE. O ambas metas.

Acuerdo de la Conagua y el gobierno de Nuevo León. Foto: Internet

Acuerdo de la Conagua y el gobierno de Nuevo León. Foto: Internet

Nueva plataforma

A partir del próximo miércoles, 18 de marzo, el autor de esta página aparecerá en una nueva plataforma electrónica, dedicada al periodismo, la reflexión, la polémica, el humor, la poesía, la literatura, el arte. En el Desfiladero del martes 17 explicaré cómo se llega a ese sitio y, en un alarde de franqueza, revelaré su nombre.

En su nueva temporada, esta gustada y disgustada columna, que sale martes y jueves a las 8 pm y los sábados a las 9am, cuenta con un dispositivo que le permite viajar a la computadora o teléfono o tableta de quien desee recibirla gratuitamente. Para ello sólo tiene usted que localizar el rótulo “Sigue el Desfiladero por email”, anotar su dirección de correo electrónico y dar clic sobre la palabra seguir.

Para todo lo demás, estaré como siempre en Tuiter, en la cuenta @Desfiladero132, que aprovecha para dar la bienvenida a sus nuevos y numerosos seguidores.

Anuncios

Pelotitas de golf

07 de marzo 2015.- Circula en redes un video grabado en el encuentro que Peña sostuvo con la prensa en Londres. Ya sin el disfraz de príncipe del Gran Teatro de Cachirulo que se puso en Buckingham para pedir limosna, vestido sólo de traje y corbata, muy tenso, con la cabeza inclinada como un perico dentro de una jaula, oyó atónito la pregunta en inglés que le hacía una reportera sobre lo que podía esperarse de los mercados emergentes.

En cuanto la dama guardó silencio, Peña descubrió que tenía el audífono en la mano y no en la oreja. No había entendido media palabra. Pero con esa sonrisa de muñeco de aparador, tan suya, pidió que le “volvieran a repetir la pregunta”, cosa que la periodista no había hecho: sólo había formulado la cuestión una vez.

Así, cuando la pobre colega británica accedió a complacerlo, Peña atinó al fin a meterse el adminículo en el oído. Y una vez que la intérprete simultánea le explicó, a través del apuntador, qué era lo que deseaba saber la reportera, el presidente de nuestra supuesta república farfulló.

“Bueno, me lleva su pregunta… Es de carácter… No sé si la hayan entendido aquí los demás… Es una pregunta de carácter financiero y técnico… Yo tendría primero una respuesta de orden… general… en esta materia que tiene que ver con los mercados financieros, que tiene que ver con el tipo de cambio, que tiene que ver con la política monetaria que… de la que se ocupan fundamentalmente los bancos centrales…

“Son temas en los que el presidente… y perdonando a tu servidor… no va a opinar… Porque son temas que tienen su propia regulación… Yo creo que lo que a la pregunta que usted ha hecho… me parece que… Estoy diciendo que no voy a opinar y empiezo a opinar…”

Aquí, Peña suelta una carcajada y, con su contagiosa simpatía, logra que se rían los miembros de su equipo. Nadie más. Acto seguido, confiesa:

“Prefiero no tener opinión y… simplemente creo que estas señales, las definiciones que están tomando los bancos centrales sobre ese tema… eh… me parece que son señales de una lenta pero afortunada recuperación económica que empieza a observarse en los Estados Unidos y que eso evidentemente traerá beneficios también para el desempeño que tenga la economía de nuestro país”.

Ayer el peso cayó a 15.72 ante el dólar. De acuerdo con Enrique Galván Ochoa, esta es la cotización más baja de nuestra historia. Si recordamos que en 1992, Salinas de Gortari le quitó tres ceros, cuando la paridad estaba ya en 3 mil por dólar, y si no hemos olvidado que esa decisión se tomó para que el dinero tuviese un manejo más práctico, la verdad es que esos tres ceros nunca han dejado de existir.

Hoy, por lo mismo, un dólar vale realmente 15 mil 720 pesos mexicanos. Esta es una muy buena noticia para las familias que reciben dólares de sus parientes que viven en Estados Unidos. Y para las empresas mexicanas que venden sus productos allá. Pero el mecanismo de la bomba de tiempo sigue caminando hacia la hora inevitable en que se producirá la explosión y las reservas del Banco de México –el “banco central”– volarán en pedazos. ¿Por qué?

Peña Nieto y Putin

Peña no es Putin

A principios de este año, el nuevo zar de todas las Rusias, Vladimir Vladimirovich Putin, uno de los políticos más desalmados del mundo –casi casi como Felipe Calderón o Murillo Karam– y sin duda uno de los más astutos, hundió artificialmente el rublo para que perdiera 70 por ciento de su valor ante el dólar.

Los especuladores de Estados Unidos y Europa que eran prácticamente dueños de las empresas petroleras rusas, empezaron a rematar sus acciones antes de que el papel en que estaban impresas valiera menos que las cantidades que amparaban. Como un mago en la mesa de pókar, Putin las compró en centavos, hasta que recuperó a través de esos títulos 30 mil millones de barriles de petróleo.

Consumada la operación, Putin volvió a subir el rublo hasta su paridad anterior y fortaleció la economía rusa de un solo golpe. El presidente de México, huelga decirlo, no tiene ni el 5 por ciento del coeficiente intelectual de Vladimir Vladimirovich. No sabe nada de economía y su secretario de Hacienda ignora el ABC de la política.

¿A quién, a menos de tres meses de las elecciones, se le ocurre decir que habrá más recortes al gasto público, más despidos, más pobreza y, como consecuencia lógica de todo ello, más violencia? Sólo a un retrasado mental como Luis Videgaray, que a lo largo de este catastrófico bienio no ha hecho nada, pero lo que se llama nada, en beneficio de nada, excepto de él y de sus cómplices.

10339748_971638506184379_889113391875942786_n

En Veracruz, estado líder en desvío de recursos públicos, el gobierno de Duarte de Ochoa enfrenta cada quincena mayores dificultades para pagar las pensiones de los jubilados. Si esta desventura se extiende a otros estados de lo que hasta hace no mucho era nuestro país, porque el banco central sólo utiliza las reservas internacionales para que los dueños de todo sigan exportando dólares a sus cuentas en el extranjero, llegará el indeseable pero quizá no lejano momento en que millones de jubilados, pobres de por sí, caerán en la miseria.

Pemex está produciendo dos millones 200 mil barriles al día, que es más o menos lo que consume el país. Ergo, ya no exporta casi nada y, al contrario, ahora importa 100 mil barriles diarios de Estados Unidos, que ahora cuenta con las reservas de crudo más grandes de todos los tiempos, lo que sólo significa que el petróleo seguirá baratísimo en los próximos años.

México es ya sólo una pelotita de golf que recibe golpe tras golpe y cae de hoyo en hoyo. ¿Por qué acudo a esta metáfora? Porque las pelotas de golf están rellenas de ligas. Y después de oírlo hablar de altas finanzas en Londres, no creo que el cerebro de Peña Nieto contenga otra sustancia que ligas, tantas ligas como las que hay en el cráneo de Videgaray, de Osorio Chong, de Chuayffet, de Rosario Robles, de Pedro Joaquín y demás bandidos repletos de ligas con el crimen organizado.

Ante esto, la campaña ilegal del Verde continúa a tambor batiente, respaldada por Los Pinos, en plan francamente golpista y adquiriendo un tono más agresivo. Del desprecio descarado por la ley y las “autoridades” electorales, el tucán asesino acaba de emprender una guerra sucia contra Morena, acusando a AMLO de pertenecer a la mafia. Todo se entiende cada día con mayor claridad.

10407921_10153743389869782_3603892747539339824_n

Morena puede arrasar el 7 de junio. Es más, debe arrasar el 7 de junio. Nada justifica que nadie con dos gramos de decencia vote por cualquier otro partido, máxime cuando todos son el PRI, con distintas banderas, caretas y caritas. La derecha va a recurrir a todo. Marcos saldrá en mayo a promover el abstencionismo. Javier Sicilia no hace otra cosa. Los únicos que tienen el derecho –pero no la razón– de llamar a no votar son los que están dispuestos a levantarse en armas en Guerrero.

El dilema no es votar o no votar. El dilema es votar por Morena o irse al monte. En su nueva temporada esta columna sale martes y jueves a las 8pm y los sábados a las 8 am.

Para todo lo demás estoy en @Desfiladero132 por si ocupan…

El dedo en el culo

05 de marzo 2015.- Por extraño que parezca, un chiste malo y mal contado fue el preludio de la rebelión que en 2001 detonó un cambio profundo en Argentina. ¿Pasará lo mismo aquí? Empecemos por el chiste.

Un hombre va a ver al proctólogo –médico especialista en enfermedades del ano– y se agacha para que éste lo examine. El doctor le introduce un dedo en el conducto rectal y le dice: necesito una segunda opinión. Entonces le mete otro dedo. Fin.

José Pablo Feinman publicó esto el uno de diciembre de 2001, en Buenos Aires, para criticar a la clase media argentina que estaba indignada por las manifestaciones de los inconformes, como ahora lo está la nuestra, la mexicana, “la que protesta contra los que protestan”.

El “argentinmedio” –escribió– se enoja con la protesta de los inconformes porque le estorba. Y dio ejemplos que traslado al DF. Otra vez no se puede pasar por Reforma. El centro es un desmadre. Están marchando los sindicatos, o los maestros, o los jubilados, o los estudiantes, “quienes, recordemos, tienen que estudiar y dejarse de joder”.

6C368ABF8 (1)

Hoy, adaptando las palabras de Feinman, el clasemediero mexicano “protesta contra los que protestan contra un modelo de vida que fatalmente habrá de devorarlo con tanta impiedad como ya devoró al que se quedó sin trabajo, o al mendigo al que le niega una limosna o se la entrega con desdén”.

Dos semanas después de la aparición de “El dedo en el culo” (Página12, 1/XII/01) la clase media argentina descubrió que no podía sacar dinero del cajero automático y tampoco de los bancos, porque el Peña Nieto de allá y el Videgaray de allá y los Slims, Bailleres, Azcárragas y Salinas Pliego de allá habían trasladado todo el dinero de Argentina a paraísos fiscales en distintas partes del mundo.

Y entonces, quienes vivían felices con un dedo en el culo, salieron a las calles, tumbaron a cinco presidentes de la república en una semana (De la Rua, Rodríguez Saá y tres más), hasta que el sexto (Duhalde) convocó a elecciones y ganó Kirchner.

¿Qué hizo Kirchner? En cuanto llegó a la residencia oficial de Olivos (Los Pinos de allá), escribió un cheque y pagó íntegra la deuda de Argentina con el FMI. Pero cuando el FMI preguntó: “¿y los intereses, che?”, obtuvo la siguiente respuesta: “Los intereses, y los intereses de los intereses, te los metés en el culo”.

10835465_10153083965209337_8212021427428636090_o

Príncipe y mendigo

Peña Nieto vendió Pemex con el apoyo del PAN, y como Pemex aportaba 40 centavos de cada peso que gastaba el gobierno, para tapar ese hoyo, Videgaray subió los impuestos, con el apoyo del PRD, y contrató deuda pública con tal éxito que ésta aumenta hoy por hoy dos mil millones de pesos cada día.

La aplicación del IVA en los estados fronterizos –los más castigados por la violencia estructural que implantaron Fox y Felipe Calderón– agravó la situación de miles de empresarios y millones de trabajadores, pero debido a la inseguridad, la pobreza y la expansión de cadenas como Soriana y Oxxo, acaban de quebrar 30 mil tienditas en el centro del país, mientras los secuestros, los asesinatos y las mutilaciones siguen y siguen en todas partes.

Ayer el PRI cumplió 86 años pero no lo recordó nadie. Peña Nieto, por ejemplo, estaba en Londres y tuvo que disfrazarse de príncipe del Gran Teatro de Cachirulo, para pedir un préstamo de mil millones de dólares mientras a la reina Isabel le mostraba la silla de montar que en su momento le dejó Luis Echeverría en prenda por otro sablazo.

Celebración de los 86 años del PRI. Foto: Facebook

Celebración de los 86 años del PRI. Foto: Facebook

Entre tanto, como jefe de la campaña electoral del PRI, Videgaray anunció nuevas decenas de miles de despidos. Y pese a que estamos apenas en marzo de 2015, predijo “severos recortes” al gasto público de 2016, lo que entre líneas significa más impuestos y el esperado retorno de los gasolinazos mensuales.

Pero seamos optimistas: los despidos, los recortes, la miseria, la matanza cotidiana, todo lo malo que padecemos y seguirá empeorando, son promesa que Peña Nieto cumplirá, ya sin necesidad de firmarlas ante notario, una vez que el renovado partido único del régimen gane de calle las elecciones del siete de junio, gracias en buena medida al abstencionismo.

Perdón si me repito: durante 70 años, México tuvo con el PRI un régimen de partido único (igual que la URSS, China o Cuba), pero disfrazado de “democracia burguesa” gracias a la “oposición” de tres partidos paleros: PAN, PPS y PARM. El PRI de antes estaba divido en tres sectores: Obrero, Campesino y Popular.

Después de los dos sexenios en que el país fue destruido por el PAN, bajo las órdenes del PRI y con el respaldo del PRD, el régimen de partido único ha vuelto a constituirse. Pero si antes el partido único tenía tres sectores, hoy tiene siete: PRI, PAN, PRD, Verde, PT, Movimiento Ciudadano y Panal.

El único partido opositor real, y contra el cual apuntan sus baterías el “gobierno”, las “instituciones”, las televisoras, los medios escritos, las estaciones de radio y los intelectuales orgánicos, es Morena. ¿Por qué le dedican tantas horas-odio al día? Quizá para que no le hagan caso millones de hombres y mujeres pobres que viven, como usted y como yo, con un dedo metido en el culo, pero a diferencia de usted y yo, no hacen nada para sacárselo.

10998901_10153096373842905_7064672639244066180_o

Para ser francos, desde agosto a la fecha, vivimos en realidad con dos dedos en el culo. El segundo nos lo metieron el Partido Verde, el Instituto de la Nulidad Electoral (INE) y el Tribunal Electoral de las Placenteras y Jariosas Felaciones (TEPJF) al servicio de Peña Nieto.

Luego de padecer una prolongada impotencia frente al despotismo del tucán verde y sus anuncios ilegales, el INE le impuso una multa de 35.7 millones de pesos. Media hora después, el TEPJF la anuló y dio al Verde un plazo de 48 horas para que retirara toda su propaganda. El Verde volvió a desacatar la orden y el plazo venció hoy. Falta un mes para que empiecen las campañas. ¿Cuántos dedos más nos meterán de aquí a entonces?

En su nueva temporada esta columna sale martes y jueves a las 8pm hora DF y los sábados a las 8am. Para todo lo demás estoy en @Desfiladero132 por si ocupan…

Fraude electoral: promesa cumplida

03 de marzo 2015.- Iba ayer en un taxi cuando la carlinga fue invadida por la voz de Peña Nieto que hablaba desde Londres: “A dos años del inicio de mi administración, ya se pueden apreciar los logros que hemos alcanzado en materia de seguridad”.

No alcancé a pensar que una persona desaparece cada 90 minutos, porque otra voz dijo: “Gracias a la cruzada México sin hambre, setenta millones de mexicanos ya comen once veces al día”. Desvié la cara y topé con una pantalla informativa del llorado Vázquez Raña y con una fabulosa noticia: “… aumentaron 38 por ciento en beneficio de 700 mil duranguenses”.

Alcé la vista y encontré un mural panorámico del monstruoso tucán de un solo ojo que graznaba con letras enormes: “Vales para medicinas. Propuesta cumplida”. Un atisbo de lucidez me permitió recordar que las propuestas se aceptan o rechazan, pero no se pueden cumplir. Claro: estaba ante un eufemismo, ordenado por el INE, para cambiar la palabra “promesa” por “propuesta” en la campaña ilegal del PVEM.

Abrí La Jornada y me enteré de que gracias a Javier Duarte de Ochoa, Veracruz tiene la tasa de analfabetismo más baja del Golfo de México. Y pensé: miles de cadáveres de analfabetas enterrados en fosas clandestinas lo demuestran.

760851_NpAdvHover

Subí al Metro y en los andenes de cada estación donde el convoy se detuvo 10 minutos en promedio, por todas partes estaba el tucán verde con su ojo acechante y su “propuesta cumplida”. Adentro del vagón, no había manera de identificar el número de la línea o en qué dirección íbamos, porque sólo había propaganda del Verde Ecologista.

Sentí hambre y compré tortillas. Me entregaron la docena envuelta con un papel desde el cual también me miraba el ojo canalla del tucán maldito. Pasé por un puesto de periódicos y vi al tucán en la primera plana de El País pero en otra postura: sólo era un anuncio que incitaba a viajar a Costa Rica para disfrutar del turismo ecológico. Propaganda subconsciente.

10154218_428975350602524_4375824656634591455_n

De repente me dieron ganas de vivir en ese país perfecto, próspero, seguro y maravilloso que es el México de los espots. Pero después comprendí que ese lugar paradisiaco está en los estudios de Televisa y se me quitaron pero entendí algo.

El presidente es un actor de Televisa. La PGR es una actriz de Televisa. Los diputados y senadores son Televisa y Tv Azteca y muy pronto, la Suprema Corte, en la persona de Eduardo Medina Mora, tendrá al fin un ministro de Televisa. México no es una estrella más de la bandera de Estados Unidos sino del Canal de las Estrellas de Televisa.

10960199_10153091463571506_5887691891230439345_o

INE: separar la basura

Mientras la semana pasada en Iguala –ciudad de 100 mil habitantes– se registraron 14 asesinatos en 72 horas, en el Instituto Nacional Electoral siete partidos dejaron hablando solos a los “ciudadanos consejeros” y a los representantes del PRI, del Panal y del Verde.

Los inconformes se levantaron de la mesa como quienes se levantan de la cama por la misma razón: insatisfechos debido a la impotencia de su pareja. Lorenzo Córdova Vianello, “consejero presidente”, hijo biológico de Arnaldo Córdova, resultó ser también hijo ideológico de su antecesor, Leonardo Valdez Zurita, mejor conocido como Vazurita.

Córdova Vianello fue miembro del extinto IFE en las elecciones de 2012 y su papel consistió en garantizar el buen éxito del fraude cometido por el PRI y Televisa para imponernos a Peña. Ahora, como presidente del INE, practica un deporte esquizofrénico: repite y repite que el INE no tiene credibilidad, y a la vez se dedica a incrementarla.

Ante la campaña ilegal del tucán verde, que empezó en agosto del año pasado y se metió como la humedad por todos lados, Vazurita Dos se ha limitado a imaginar sanciones contra el PVEM, que nadie acata, y a dictar multas y castigos contra Morena, que se ejecutan en seguida. ¿Siete partidos quieren que desaparezcan los anuncios del Verde? Nadie los toma en cuenta. ¿El Verde quiere que quiten el primer espot que lanza Morena? El espot se esfuma en dos horas.

Captura de pantalla 2015-03-03 a las 12.50.42

Tenemos que aprender a separar la basura. Lorenzo Córdova es orgánica. Gracias a su incompetencia (¿o será eficacia?) el INE se convirtió basura inorgánica y las elecciones del 7 de junio tendrán la validez de un billete de 8 pesos. Por lo tanto, las decisiones que tome el Congreso “surgido” de las urnas serán decisiones espurias, ilegales e ilegítimas.

Anteayer, para tratar de guardar las apariencias, Córdova y sus nulidades se ofrecieron a multar al Verde con 35.7 millones de pesos, y con siete millones a Cinemex y Cinépolis. Denise Dresser no tardó en celebrar: “Al fin algo se mueve en México!” Pero Pablo Gómez, representante del PRD, recién expulsado de Milenio, denunció que la campaña ilegal del PVEM costó 2 mil 500 millones de pesos, de manera que la multita es insignificante, ridícula y ficticia.

Ya sabemos lo que pasará. El PVEM apelará al Tribunal Electoral e impugnará la multa. El litigio durará tres años y la multa será reducida 90 por ciento, mientras los diputados del PRI-PAN-PRD-Verde-Panal-PT-MC aprueban todas las reformas “estructurales” que Peña les ordene: privatizar el aire y el cielo, cobrarnos impuestos por caminar dentro de las viviendas, por abrir las ventanas, por jugar con los gatos y sacar a pasear a los perros.

10690106_391269847706408_4033862658929890632_n (1)

Todo es una farsa pero los principales responsables somos los cómodos, los que nada hacemos para que los atropellos tengan consecuencias públicas. Debimos haber ido a clausura cines, tachar las imágenes del tucán, intentar algo más que tragar bilis. Nuestro último recurso sería movilizarnos para obligar al INE a descalificar al Verde y quitarle el registro. Pero tampoco lo haremos.

En su nueva temporada esta gustada y disgustada columna sale martes y jueves a las ocho de la noche y los sábados a las ocho de la mañana. Para lo demás está mi cuenta @Desfiladero132 que pronto dará una sorpresita…

La campaña ilegal del PVEM

14 de febrero 2015.- Cada ocho minutos, en las pantallas de cada una de las 400 unidades del Metrobús de la ciudad de México aparece un anuncio ilegal del PVEM. Antes de cada película, en cada una de las 3 mil 290 salas que Cinépolis tiene en 92 ciudades de nuestro país, salen dos anuncios ilegales del PVEM. Lo mismo sucede en cada una de las 2 mil 331 salas que en 82 ciudades eslabonan la cadena Cinemex.

Cada día, en todos o casi todos los vagones que forman los 390 convoyes del Metro capitalino (321 neumáticos y 69 férreos), los usuarios miran inevitablemente por lo menos un anuncio ilegal del PVEM.

A toda hora, las personas que transitan por el DF hacen contacto visual con los anuncios del PVEM que coronan ilegalmente las casetas colocadas en esquinas estratégicas por el grupo Equal SA de CV, firma que alquila puestos de periódicos, revistas y flores en no pocas ciudades de nuestra supuesta república.

De acuerdo con datos oficiales, el Metrobús da servicio diariamente a 800 mil personas y el Metro a 5.3 millones. A lo largo de 2013, en las 596 mil 910 butacas de Cinépolis se sentaron 75 millones de espectadores, cifra que ya se había incrementado en forma notable hacia agosto de 2014 cuando empezó la campaña de propaganda ilegal del PVEM. Un gentío similar hizo lo propio en las butacas de Cinemex.

Si el ábaco no miente, en los 197 días transcurridos desde el primero de agosto hasta ayer, viernes 13 de febrero, los anuncios ilegales del PVEM han sido vistos cada ocho minutos por 157.6 millones de pasajeros del Metrobús. En el mismo lapso, han sufrido igual tormento mil 44 millones de viajeros del Metro.

Foto: Eneas/Flickr

Foto: Eneas/Flickr

Si empleamos las estadísticas del duopolio que exhibe películas y vende salchichas a precios desmedidos, en los últimos seis meses alrededor de 42 millones de personas han visto los anuncios ilegales del PVEM en Cinépolis y alrededor de 38 millones en Cinemex.

Si entre las lectoras o los lectores aquí presentes alguien se anime a procesar los datos arriba expuestos, y toma en cuenta que la tasa oficial de asistencia al cine en México es de 2.19 por ciento, Desfiladero dará a conocer cuántas veces, desde agosto hasta ayer, hemos visto los anuncios ilegales del PVEM quienes vivimos en alguna de las 92 ciudades del país donde hay salas de Cinemex y Cinépolis.

La cifra que obtengan científicamente, y que sin duda será astronómica, palidece desde ya frente a la “denuncia” que el PRD presentó no hace mucho en la Gran Comisión del Congreso. Al decir de la diputada federal mexiquense, Joaquina Navarrete Contreras, durante los tres meses finales de 2014, la campaña ilegal del PVEM tuvo “192 mil impactos”. ¿Nada más?

Según la legisladora, el PVEM pagó –sólo en ese lapso– “unos 500 millones de dólares”, a razón de “2 millones 133 mil dólares al día”, o bien, “88 mil dólares por hora”, por machacarnos su propaganda. Asombroso, ¿no es cierto? Sí, asombroso el descaro del único partido más corrupto que el PVEM, pero no tanto como el PAN o como el PRI.

El Partido Verde Ecologista de México se promocionó ilegalmente en los cines. Foto: Internet

El Partido Verde Ecologista de México se promocionó ilegalmente en los cines. Foto: Internet

Operación de Estado

Salvador García Soto –columnista de El Universal, reputado como vocero oficioso de Manlio Fabio Beltrones–, publicó el sábado pasado un dato que ya manejaba desde octubre la empresa Parametría: gracias a su campaña ilegal de anuncios, el PVEM aumentó de 4 a 10 por ciento su intención de voto en las encuestas. ¡Un avance del 150 por ciento!

Siempre según García Soto, el PRI calcula que sufrirá un desplome tremendo en los comicios del 7 de junio. Si bien le va, ganará cuando mucho cien diputaciones, pero conservará su mayoría gracias a los obtenga el PVEM y… agrego yo, a los que logre el PRD, lo cual explica la participación del regente Miguel Ángel Mancera en la movida.

¿Quién es el máximo responsable del Metro y de los anuncios que en sus vagones y andenes se multiplican? Miguel Ángel Mancera. ¿Quién es el máximo responsable del Metrobús y de la propaganda que difunden las pantallas de sus vehículos? Miguel Ángel Mancera. ¿Quién es el máximo responsable de las casetas que el grupo Equal SA de CV coloca en las calles del Distrito Federal sin pagar uso de suelo? Miguel Ángel Mancera.

Ahora bien, para quienes todavía no lo sepan, ¿quién es el dueño de Cinépolis? Un tío que responde al nombre de Alejandro Ramírez, un joven magnate michoacano de la industria de bienes raíces, que mantiene vínculos de amistad y de negocios –a través del festival de cine de Morelia– con la familia del ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, quien hasta hace poco aún pertenecía al PRD.

¿Quién, por otra parte, es el propietario de Cinemex? Un sujeto llamado Germán Larrea, principal accionista del Grupo Minera México, que contamina en forma sistemática los ríos y los suelos y los bosques y los mantos freáticos de los lugares donde extrae oro, plata, cobre y carbón. ¿Qué significan las siglas PVEM? Partido Verde E-co-lo-gis-ta de México. ¿Por qué un partido ecologista se anuncia en los cines del más temible devastador del medio ambiente?

¿Por qué el Verde cuenta con el apoyo del PRI y del PRD? Las respuestas son muy sencillas: porque el PRI, el PRD y el PVEM son tentáculos del mismo pulpo, del que también forma parte el Partido Nueva Alianza, de Elba Esther Gordillo, con el que se aliará el PRD en Guerrero y en la ciudad de México, para contrarrestar con los votos charros de los maestros del SNTE la ensordecedora rechifla moral que repudia por corruptos, ladrones y vendidos a los perredistas.

3248892391_69371b856b_b

¿Qué pitos y flautas tocan, a todo esto, los peleles que fungen como “consejeros ciudadanos” del Instituto Nacional Electoral y los provectos magistrados del Trife? Lo que hagan cuando se arrodillan en la intimidad de Los Pinos, la mera verdad, a esta columna no le importa. Lo escandaloso es que su fingida impotencia ante la campaña ilegal del PVEM –apoyada por el PRI y el PRD y el gobierno– confirma que son cómplices de una operación de Estado para engendrar, de manera fraudulenta, una mayoría legislativa que impida la renuncia de Enrique Peña Nieto, así como la adopción de medidas enérgicas y urgentes para detener y revertir la desintegración de México.

¿Qué sería lo menos que podríamos esperar de las “autoridades” electorales frente al desprecio del PVEM por las leyes vigentes? Que lo expulsen de la cancha, le impidan participar en la contienda y le quiten el registro.

Si estás de acuerdo con tal propuesta ayuda a circular esta columna. A partir de hoy, en su nueva etapa, Desfiladero se publicará tres veces por semana: los martes, los jueves y los sábados. Quienes tengan información, filtraciones, sugerencias o quejas, escriban por favor a jamastu@gmail.com o sigan en tuiter la cuenta @desfiladero132 y no permitan que la desesperación los consuma.